Inspección

Cuando creamos que hay una infestación de chinches de la cama, inspeccionamos de forma minuciosa y metódica de las zonas problemáticas

Las chinches raras veces se muestran activas durante el día y se esconde en cualquier lugar y ningún espacio puede considerarse libre de riesgo. Las chinches se pueden ocultar en diversas zonas.

Se puede encontrar la chinche escondida en:

Los colchones, incluyendo debajo de los botones y en las costuras
Las almohadas y la ropa de la cama
El armazón y la cabecera de la cama
Las patas de la cama si son huecas

Para hacer una inspección completa tenemos que desmontar la cama, sus superficies, costuras y grietas

Los elementos que deben buscarse son los adultos, las ninfas y mudas. También las manchas oscuras, que son los excrementos

El colchón es el aspecto central del tratamiento. Se recomienda el uso de fundas protectoras especiales, selladas, que permiten que no puedan llegar nuevos chinches y que mueran los que se quedan dentro.

Utilizamos diferentes técnicas:

1. Vaporización

Es una forma innovadora y efectiva de desinfección y desinsectación, utilizando vapor seco sobrecalentado hasta 180ºC. Solución rápida, versátil, eficaz y segura para eliminar las chinches, sin los problemas relacionados con los tratamientos químicos, como tiempos de espera.

Las chinches son muy sensibles a los cambios de temperatura, tanto elevadas como bajas, y el tratamiento con un flujo de vapor a 180°C permite eliminar a los insectos adultos, las ninfas en sus diferentes etapas y los huevos.

El vapor seco sobrecalentado es una solución con un bajo impacto ambiental y no es perjudicial para la salud humana.

Permite eliminar las infestaciones sin liberar moléculas potencialmente peligrosas o perjudiciales para la salud o para los ecosistemas del medio ambiente o del aire.

Después de usar el vapor y de completar las operaciones de limpieza, los espacios pueden ser utilizados de nuevo inmediatamente.

2. Aspiración

Es una de las mejores acciones complementarias.

Aunque esta técnica por sí sola no resultaría un control absoluto es una práctica que la consideramos imprescindible por diversas razones:

Puede ayudar a reducir la intensidad de los tratamientos químicos.

Elimina un cierto porcentaje de insectos.

Nombre

Correo electrónico

Teléfono (le llamaremos)

Mensaje