Presentaciones disponibles y características del repelente para jabalís

Granulados contra jabalíes en campos, céspedes, cultivos, bosques y todo tipo de sitios en el exterior para proteger contra los daños de los jabalíes. Utilizable en agricultura biológica.

Superficie protegida: 1 kg para 500m2 (1 sola aplicación).

Contiene aceite de pescado, harina de cereales y agente irritante (garganta).

Modo de empleo

Preventivamente, cada 500m2 aplicar 1 kg.

Se pueden obtener resultados interesantes tratando bandas de protección de al menos 20m de ancho alrededor de los lugares para proteger, siempre respetando la dosis de 1kg para 500m2.

Para una mayor persistencia en caso de lluvia, colocar 100-150g del producto bajo una teja o algo similar cada 5-10m alrededor de la parcela. Por un lado el producto será protegido de la lluvia y por otro lado, las aves no irán a comerlo y sobre el lugar de paso de los jabalies.

Los granulados atraen a los jabalíes que los comen y que rápidamente irrita la garganta del animal. Asociando la irritación con el sitio, el mismo jabalí nunca volverá a frecuentar el sitio protegido.

Ventajas

El producto actúa de manera inmediata si hay suficientemente producto esparcido.

Sin clasificación toxicológica.

Se puede ahorrar producto cuando se tratan solamente los lugares de paso de los jabalíes (siempre y cuando haya para todos los jabalíes).

Límites de uso

Persistencia: aplicado en lugares protegidos de la lluvia: 2 meses.

En suelo mojado: algunos días; bajo la lluvia sin protección: 4 – 6 días.

Se conserva en lugar seco y fresco.

Mercados indicados

Distribuidores de productos ganaderos y federaciones de caza.

Advertencias de uso

Utilizar guantes durante su aplicación manual.

Repetir la aplicación en caso de lluvias fuertes (cuando los granulados no están protegidos).

Almacenar únicamente en el embalaje original, en lugar seco y bien ventilado.